Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 23 de junio de 2010

El periodismo y la inserción laboral

Siempre me ha parecido paradójico que, pese a la oferta de trabajo que hay en las grandes ciudades (Madrid, Barcelona), en el caso de aquel que busque un puesto en la capital o en la ciudad condal de periodista puede tener muchas más dificultades a la hora de encontrar trabajo que aquel que lo busca en una pequeña provincia.

Y es que son numerosos los casos de ex compañeros de facultad que no les ha quedado más remedio que volver a su ciudad de origen para ejercer. Similar es el caso de los que pertenecen a poblaciones de menor tamaño pero en los alrededores de la capital (en el caso de la Comunidad de Madrid), que trabajan en prensa local.

Por eso mucha gente se plantea dejar todo y echarse la maleta a la espalda para poder ejercer, otros tantos deciden dejar este mundillo y dedicarse a otra cosa.

¿Cuál es tu caso?

jueves, 10 de junio de 2010

Tiempo de cambios

Coincidiendo con el cambio de tiempo, que ha dejado claro que el refranero español nunca miente (hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo, y en esas estamos) se abre paso una nueva etapa plagada de nuevos guiones que escribir.

Como toda nueva historia que se narra, sólo conocemos de ella el prólogo y por esta sinopsis que se me presenta, a día de hoy puedo afirmar que seguramente no me deje indiferente, puede ser para bien o para mal, pero me hará avanzar personal y profesionalmente.

Pronto confío en poder escribir el primer capítulo de esta historia, la historia de mi nueva vida, de mi futuro.

martes, 8 de junio de 2010

Contradicciones

Que el mundo está plagado de contradicciones no es algo que nos sorprenda, es más, afirmar esto es casi una verdad de perogruyo, pero no por ello nos deja indiferentes día a día.
En un mundo cada vez más loco, no es extraño observar constantes contradicciones. En la actualidad asistimos a una de las más tristes y desgarradoras historias de doble rasero. Aquel por el que se rigen EE.UU y la UE a la hora de hablar de Israel. Si bien es cierto que la creación de un estado judío fue necesario en su época, eso no justifica la permisividad y el mirar para otro lado a la constante violación de derechos humanos a la que es sometida Gaza y lo que es más importante, sus habitantes.
¿Por qué hace unos años invadimos Irak con el pretexto de llevar la democracia y los derechos humanos a su población y ahora le bailamos el agua a Israel?
Señores, por una vez dejemos nuestras contradicciones e intereses propios y abramos nuestro campo de mira, que de esto dependen millones de personas inocentes.